Siguenos en
Clínica Dental en Barcelona - Clínica Dental Miravé

Problemas dentales relacionados con el estrés: bruxismo y sus efectos en la salud oral

El estrés es una realidad común en la vida moderna, y desafortunadamente, sus efectos pueden llegar a manifestarse en nuestra salud oral. El bruxismo, una condición en la que las personas rechinan o aprietan los dientes de manera involuntaria, es uno de los problemas dentales más comunes relacionados con el estrés. En este artículo, exploramos en profundidad el bruxismo y cómo afecta la salud oral. Además, examinaremos cómo el estrés puede influir en otras condiciones bucales, como las enfermedades periodontales.

Bruxismo: el vínculo con el estrés

El bruxismo es un problema dental en constante aumento en la sociedad actual, y el estrés es uno de sus principales desencadenantes. Cuando una persona experimenta altos niveles de tensión, puede apretar o rechinar los dientes, incluso durante el sueño. Esto ejerce una presión significativa sobre los dientes y las estructuras, tensionando los músculos de la masticación, pudiendo provocar una contractura muscular en estos, o hasta un desgaste del hueso de la articulación temporomandibular..

Efectos del bruxismo en la salud oral

*Desgaste dental: el rechinar de los dientes puede llevar a un desgaste considerable del esmalte dental, lo que puede resultar en dientes sensibles debido a una mayor exposición de la dentina, un tejido mucho más sensible y más cerca de la cámara pulpar, conocido como el nervio del diente.

*Dolor y malestar: el bruxismo puede causar dolores de cabeza, mandíbula y cuello, así como dolor de oído. Los músculos de la mandíbula pueden volverse tensos y dolorosos.

*Fracturas y: en casos severos, el bruxismo puede causar fracturas en los dientes, poniendo en riesgo de esta manera su vitalidad y funcionamiento normal.

*Problemas de sueño: el bruxismo nocturno también puede llevar a problemas de sueño, ya que puede interrumpir el descanso reparador.

El estrés y las enfermedades de las encías

Además del bruxismo, el estrés también se ha relacionado con el aumento del riesgo de enfermedades de las encías. Las personas bajo estrés a menudo tienden a descuidar su higiene bucal, lo que puede dar lugar a acumulación de placa y gingivitis, la etapa inicial de las enfermedades de las encías, pudiendo provocar una pérdida ósea, y, por tanto, movilidad o pérdida dental .

La relación entre el estrés y las enfermedades de las encías es bidireccional; es decir, el estrés puede aumentar el riesgo de enfermedades de las encías y, a su vez, las enfermedades de las encías mal gestionadas pueden contribuir al estrés debido a problemas de salud bucal.

Gestión del estrés y cuidado oralComo profesional en odontología, la gestión del estrés es esencial tanto para prevenir el bruxismo como para mantener una salud bucal óptima. Algunas estrategias para abordar el estrés incluyen la práctica de la relajación, la meditación y el ejercicio regular, a parte del tratamiento con férula de descarga para evitar todas las disfunciones asociadas. Además, la educación sobre la importancia de una buena higiene bucal y la detección temprana del bruxismo son clave para evitar problemas dentales relacionados con el estrés.

Abrir WhatsApp
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?
Ir al contenido